elmalabar en pocas palabras (3/7): Management de negocio y de gestión

Categorías simbióticas que deben estar juntas pero no revueltas:

o No confundir los papeles.

En las empresas se necesitan ambos tipos de manager y si falta profesionalidad y competencia en algunas de las categorías, la empresa se resiente aunque de diferente manera. Ante la falta de los managers de negocio la empresa no tiene futuro ni capacidad de reacción y ante la falta de los managers de gestión, aún con buenos managers de negocio, la organización será poco eficiente y repercutirá en su cuenta de resultados.

Ambos comparten muchos aspectos del management:

o People management: dimensionar y perfilar.

o Espíritu ganador.

o Habilidades personales.

o Técnicas de Management.

o Networking.

o Y otros…

Tanto unos como otros comparten la mayoría de características que definen a un buen manager aunque las apliquen en contextos diferentes. En people management su compromiso e intensidad en la búsqueda y desarrollo de los mejores debe ser el mismo, aunque el perfil de sus colaboradores sea diferente. En ambos casos deben dejarlos asumir las responsabilidades y nunca entrometerse.

El espíritu ganador, por ejemplo, debe permitir al manager de gestión hacer planteamientos aspiracionales que ganen al mercado y a la vez impedirle caer en la zona de confort cuando las cosas van bien, porque detrás de cada esquina puede esperar una crisis y las organizaciones tienen que estar preparadas para acometerlas. El espíritu ganador en el manager de gestión le servirá para asumir los retos que le lleguen en forma de objetivos y para ser exigente en su cumplimiento.

El mánager de negocio trabaja con modelos y estrategias, y debe crear un equipo de gestión.

El mánager de gestión debe ser eficiente en ejecución.

La brújula y el mapa son las herramientas características de cada uno de ellos y aquí queda clara la disparidad en sus funciones, porque ambos instrumentos son complementarios pero no son intercambiables. Se requiere una dirección clara y sobre ella desplegar los mapas para llegar a la meta.

El sentido de negocio es imprescindible en uno y latente en el otro aunque para éste, será importante para entender las estrategias que debe ejecutar y le servirá para manifestar su potencial.

El sentido de negocio es imprescindible para el manager de negocio y como decía al principio, en las empresas debe haber managers de negocio con esa cualidad, pero una vez que la estrategia está definida, el sentido de negocio ya no es necesario y lo que debe prevalecer en los managers de gestión es su capacidad para planificar, ejecutar y controlar la actividad. El manager de gestión que posea ese sentido de negocio estará preparado para asumir nuevos retos si tiene una exitosa carrera como gestor y durante este tiempo su sentido de negocio le permitirá entender mejor lo que le llegue desde arriba y podrá además colaborar en el desarrollo de estrategias cuando así sea requerido por sus superiores.

Ambos trabajarán con otros managers a su cargo.

Todos los managers de negocio tendrán equipos compuestos por managers mientras que la mayoría de los managers de gestión tendrán sus equipos formados por colaboradores y para estos últimos será imprescindible que sean capaces de evolucionar en sus habilidades de manager para poder afrontar el reto de dirigir a otros managers pudiendo ser un elemento bloqueante en su carrera cuando carezcan de esa capacidad.

Ambos deben tomar decisiones aunque la complejidad e impacto de sus decisiones serán diferentes.

La toma de decisiones es un lugar común para todos los managers y me atrevería a decir que en general no es más difícil tomar decisiones de negocio que decisiones de gestión, para ambas se requiere capacidad de análisis, mantener la compostura y actuar con agilidad, teniendo en cuenta que siempre habrá que decidir sin tener toda la información. Lo que cambian son las consecuencias de las decisiones y el colectivo al que impactan, y por eso la experiencia debe ser el elemento que complemente la decisión del buen manager de negocio, y digo experiencia en estado puro y sin haber pasado la barrera de su fecha de caducidad porque a partir de ahí se vuelve contraproducente.

Los Emprendedores y Managers de clase media deben ser buenos managers de gestión con sentido de negocio si quiere que su empresa sea sostenible.

Los emprendedores y managers de pequeñas y medianas empresas pueden parecer la excepción a la regla de “juntos pero no revueltos” porque ellos deberían ser managers de negocio para lanzar y consolidar un proyecto pero a la vez, al trabajar con estructuras pequeñas, también son managers de gestión. Así es y de ahí la dificultad, pero lo deberían solucionar estructurando su tiempo con murallas chinas, quizás 80% gestión y 20% negocio, pero nunca deberían renunciar a uno de los roles (normalmente el de negocio) porque sin brújula los mapas no serán suficientes para llegar a buen puerto.

Para tener una esquema general de los siete post y poder posicionar cada uno.

Mas contenidos de / Antonio Alemán

Decisiones de Negocio y Cambios en la gestión

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
En estos días agitados en el contexto político y económico estamos escuchando hablar sobre ajustes y algún político europeo comentaba que los ajustes no son suficientes y lo que se necesitan son reformas , y estoy absolutamente

El espíritu ganador

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Hay una serie de premisas para ser un buen manager a las que me he referido y he desarrollado en diferentes  post. Hoy quiero hablar del espíritu ganador como una de esas premisas. Por espíritu ganador entiendo una mentalidad que

Tambien te puede interesar

Share This