Reorientación profesional (para managers y en general)

La reorientación profesional es un hecho que la mayoría de las veces se produce por iniciativa y decisión de otros, aunque también puede ser consecuencia de una inquietud propia nacida de la insatisfacción en el actual puesto de trabajo.


En estos tiempos en los que la situación es tan complicada, enfrentarse a una situación de este tipo conlleva un estado de preocupación y en algunos casos incluso de alarma. Sin embargo es el momento para tener la cabeza fría y decidir lo mejor entre las diferentes alternativas posibles.

Hay que comenzar haciendo balance de la carrera profesional, y sin hacerse trampas al solitario, establecer de una forma concluyente qué es lo que sé hacer.También es bueno pensar sobre qué es lo que quiero hacer, basado en lo que sé hacer y contemplando con realismo- pero sin pesimismo ni malos rollos- las alternativas posibles.

Qué es lo que sé hacer es el resultado de las diferentes experiencias profesionales vividas con anterioridad; en cada una de ellas se habrán adquirido unos conocimientos y se habrán desarrollado unas actividades que se habrán convertido en un nuevo elemento de mí saber hacer. Es importante también que se definan las razones por las que se accedió a cada posición y por las que se abandonó. Así además de precisar el saber hacer se construirá la lógica de la carrera profesional.

Saber hacer y la lógica de la carrera profesional se convertirán en la base para el CV, pero sobre todo, en el punto de partida para reflexionar sobre el futuro. Futuro, que inevitablemente depende de factores externos, pero que tendrá mejor cara si el qué es lo que quiero hacer es una consecuencia lógica de la plataforma proporcionada por el qué es lo que sé hacer. Cuando las ambiciones superan objetivamente el potencial real la aventura puede acabar bastante mal.

El CV perfecto no existe, lo que se debe buscar son aquellas posiciones en las que ese CV se comporte mejor, o contrariamente adaptar el CV a las posiciones que puedan surgir y que estén dentro de la lógica. No soy partidario de hacer overselling en el CV aunque un poco de maquillaje siempre viene bien, pero ojo, es en el momento de preparar un CV cuando se tiene que hacer la adaptación y embellecimiento, porque el ejercicio de reflexión se debe hacer a cara descubierta.

Las alternativas que se contemplen no deberían ser absolutamente disruptivas, sobre todo cuando la carrera profesional ya es dilatada. En general el abanico de alternativas será:

Mantenerse en la misma función, pero en una compañía diferente
Mantenerse en la compañía, pero en una función diferente
Cambiar de compañía y de función
Establecerse por cuenta propia

La alternativa más natural seria mantenerse en la misma función en otra compañía porque allí es donde se apreciará más el valor profesional. La siguiente opción sería hacer un cambio funcional en la misma compañía y sin duda la más complicada sería cambiar de función y de compañía.

En cuanto al establecimiento por cuenta propia parece una alternativa a priori atractiva, sobre todo en fases avanzadas de la carrera profesional, porque ofrece novedad y aire fresco a una situación que se ha podido volver monótona y falta de aliciente. Sin embargo al ser la más disruptiva es la que puede resultar menos exitosa porque normalmente aquellos que se encaminan por esa senda son absolutamente ajenos a las condiciones de trabajo y a los registros que esa nueva actividad requiere.

Es un autentico salto al vacío dejar de percibir regularmente una nomina para pasar a ser el responsable de pagarla, y trabajar en condiciones “precarias” comparativamente con los recursos de los que se disponían en la anterior empresa. Además, si el interés por el emprendimiento no se ha manifestado con anterioridad puede ser porque quizás no exista, pero no obstante a veces es la única vía cuando han fracasado los intentos de contratación por cuenta ajena.

Si es así, hay que tener muchísimo cuidado: primero, en no dilapidar en inversiones el dinero de una posible indemnización anterior y después establecer desde el primer momento un entorno de trabajo compatible con la nueva situación evitando querer replicar la pasada experiencia en una compañía más grande y con más recursos.

En cualquiera caso se debe encarar el cambio profesional con entusiasmo: con todo el realismo que sea posible en la fase de reflexión y con toda la seducción a la hora de venderse, y siempre que se pueda considerando más de una alternativa.

Mas contenidos de / Antonio Alemán

La consistencia y la compostura en el management

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
He leído un párrafo en un libro que con mejor prosa cuenta el experimento de la rana que se achicharra con el aumento gradual de la temperatura pero que sin embargo salta cuando se la tira al agua hirviendo, el libro es El bolígrafo

Metodología de ventas

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Crecí con las cinco reglas de la venta de Dale Carnagie y desde allí evolucione a metodologías más sofisticadas y a aplicaciones informáticas que las apoyaban. Siempre he valorado el instinto y las cualidades comerciales, pero

Tambien te puede interesar

Share This