Un ecosistema de startups proporciona una experiencia más auténtica de lo que es emprender y una optimización de tiempo y recursos. Y es que lo que más aporta siempre es conocer a gente y aprender de sus experiencias