A Dios rogando y con el mazo dando

Trascribo el mensaje de Juanan :

“Antonio, lo primero agradecer poder leer reflexiones como esta, alejadas de diatribas teóricas que cuesta poner en contextos reales. En segundo lugar pedirte tu opinión sobre los cambios de estrategia de las compañías motivadas por entornos macro como el actual que además hacen la competencia por ese trozo de pastel más sangrienta que nunca. ¿Cómo acometerla? ¿Cómo encontrar espacios para el medio y largo plazo cuando probablemente tengamos más presión que nunca en el resultado a corto? ¿Cómo combinarla con una ejecución que soporte ambos horizontes temporales?”

Para mi, como premisa fundamental, la estrategia no se debe cambiar nada más que cuando esté planificada su revisión y nunca por un tema coyuntural.Si el escenario de crisis no se ha previsto en la estrategia, es necesario entender cómo esa nueva situación economica y de mercado afecta a nuestro planteamiento.

Además, mucho me temo que en general las diferencias de escenario tendrán que ver más con la cantidad, que con la calidad, siendo muy posible que la estrategia siga siendo igual de válida.

A partir de ahí, recomiendo hacer lo siguiente:

– Reubicar en el tiempo decisiones e inversiones que puedan retrasarse sin dañar el “core” de la estrategia.

– Hacer más, y más eficientemente, actuando con una mentalidad ganadora y optimista para crear una diferencia competitiva con todos aquellos que no tengan esa actitud.

– Redoblar o Xdoblar el esfuerzo para contrarrestar la virulencia competitiva producida por el encogimiento del mercado. La táctica es lo fundamental.

– Identificar y cancelar todas las actividades artificiales que no cuadren con el actual escenario y que eran “nice to” cuando habia más alegria pero que analizadas objetivamente no incorporan ningun valor.

– Tratar de ser inmune a los kamikazes. Es decir aquellas compañias que quizás no tenían ninguna estrategia, que han sido fundamentalmente oportunistas y que ven claro su fin, pero que van a morir matando. En la medida de lo posible no se puede responder a esas provocaciones, manteniendo la cabeza fria

– La ejecución siempre debe contemplar el medio plazo. No hay que hacer nada que vaya contra la estrategia y no prostituir ningún principio básico de nuestro planteamiento, porque vendrán tiempos mejores y los “basic” deben permanecer.

El medio y el largo plazo deben estar presentes siempre, al igual que un salvapantallas en nuestro ordenador. El salvapantallas comparte la pantalla con los iconos pero no es activable. Lo que nosotros clickeamos son los iconos (nuestras acciones en el plan), pero cuando hacemos el click, lo hacemos dentro del espacio del salvapantallas.

Como decia la entrada en el blog de la semana pasada, “dirigir en tiempos revueltos”, la actitud positiva debe dinamizar nuestra creatividad táctica para hacer más cosas de una forma más eficiente, de modo que esa aproximación personal será la ventaja competitiva frente a aquellos que se dejen llevar por el desánimo y esperen a que el nuevo ciclo económico llegue.

Feliz Navidad y mis mejores deseos para el 2012 , la próxima entrada después de Reyes

Mas contenidos de / Antonio Alemán

Las malas noticias

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
En los tiempos donde las malas noticias son la regla me sugieren que opine sobre cómo se deben dar y esto es lo que voy a hacer. Voy a contemplar aquellas noticias que afectan a un colectivo, empresa, equipo o grupo de trabajo y no

Management: El talento como artículo de lujo

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
El talento representa el objeto del deseo de cualquier compañía que se precie, y su captación y desarrollo se materializan en un programa interno en la mayoria de ellas. Sin embargo, mi experiencia en compañías que tenían presupuestos

Tambien te puede interesar

Share This