El alto precio de no tomar decisiones

En el plazo de una semana el PSOE se ha vuelto a dar un batacazo electoral y la selección española de fútbol se vuelve a casa con una tremenda desilusión de todos los seguidores.

La situación me ha recordado un par de post que escribí: uno en el 2013, en enero, que titule “La Remontada” y en el que arremetía contra los barones del PSOE que se mantenían en sus posiciones y se erigían como salvadores del partido, cuando ya eran responsables de una serie de derrotas que a dia de hoy todavia continuan; en el segundo, en junio de 2014, “Management- evolución o revolución-“, aprovechaba la calamitosa actuación de la selección española de fútbol en Brasil para apelar a la necesidad de una revolución frente a la propuesta evolución de un del Bosque- con una trayectoria intachable hasta ese momento- que ya se veía que no debería seguir.

El precio del continuismo ha sido alto en ambos casos: la selección ha perdido mucha de su gran imagen y ha perdido dos años en los que ha ido en caída libre en vez de haber iniciado el camino hacia otro periodo brillante; el precio pagado por el PSOE es todavía mas alto ya que sigue su camino hacia la desaparición aunque ha salvado una bola de partido evitando el sorpasso de Podemos.

Situaciones similares aunque provocadas por causas en parte diferentes. En el caso de la selección un incompetente como Villar ha alargado innecesariamente una situación que se podía haber resulto de una manera satisfactoria para todas las partes, además estamos hablando de un excelente profesional, Vicente del Bosque, que ha cometido el error de dejarse llevar por las inercias en vez de plantarse-el mismo- y provocar el cambio que la selección estaba pidiendo a gritos.

Sin embargo en el PSOE estamos hablando de una situación de incompetencia absoluta donde un grupo de inútiles- los barones- se perpetúan en su posición mediante unos estatutos que los protegen y una organización de mediocres que los arropan apelando a la lealtad- muy mal entendida- frente a los conocimientos y la profesionalidad.

Un gran aplauso para Vicente por su extraordinaria trayectoria como entrenador- también como jugador-.

Muchos de los que votamos al PSOE pedimos que los barones se vayan a su casa y que dejen que este partido se pueda regenerar. No les podemos agradecer los servicios prestados porque no somos del PP, pero si les agradeceríamos que se autodestruyesen mediante el cambio de las normas de gobierno del comité federal o como se llame su balneario.

Este post ni es político, ni es deportivo aunque lo pueda parecer. Sustituid selección española y PSOE por los nombres de muchas de las empresas de este país y os encontrareis infinidad de “villares” y barones, auténticos mediocres, expertos perdedores campando por sus respetos- mientras el cuerpo les aguante- , preguntándose por qué su empresa va mal e ideando nuevas estupideces desde su responsabilidad y deber.

Mas contenidos de / Antonio Alemán

Desaprender

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Este término lo cogí de una campaña publicitaria de un banco, ING, que ilustraba bajo ese slogan una nueva forma de trabajar completamente diferente a la establecida (por ejemplo cobro de comisiones por determinados servicios).

La mujer y el management

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Voy a escribir sobre esta sugerencia porque me llega de una mujer, que además no me cabe ninguna duda que acabará dirigiendo una compañía. Sin embargo, cuando se habla de la dificultad de la mujer para acceder a puestos directivos

Tambien te puede interesar

Share This