elmalabar en pocas palabras (6/7): Que Peter no te alcance

El amigo Peter nos legó su principio que hacía mención al nivel de incompetencia, que en la vida profesional, tarde o temprano nos llega a todos.

Pienso que empíricamente es correcto y creo que un buen manager debería plantarse en el nivel anterior al de la incompetencia. De esta forma, a las empresas les iría evidentemente mucho mejor y aunque parezca mentira también sería mejor para los managers.

El mánager se debe cuestionar continuamente “en qué medida sirve para los tiempo que está viviendo”.

Parece que Serrat, autor de la sentencia, se cuestiona de una manera periódica y frente a los diferentes retos que se le presentan, si todavía está en forma para rendir adecuadamente. Cualquier manager debería imitar esta práctica y así evitar que el amigo Peter le espere a la vuelta de la esquina.

La competitividad profesional, el dinamismo, la creatividad y la valentía se van modificando con el tiempo y en un momento determinado se convierten en debilidades frente a las nuevas generaciones.

Existe una evolución del manager a medida que va ganando en experiencia y progresa en sus conocimientos y profesionalidad, pero en un determinado momento se producirá un punto de inflexión en el que se para la evolución y el manager empieza a perder competitividad frente a otros.

Los atletas de alta competición no sobreviven a las marcas. ¿Para los mánagers no pasa el tiempo?

Por supuesto que pasa el tiempo también para los managers y aunque no existen los medidores de precisión que dictan las marcas de los atletas, para cualquier observador avezado los incumplimientos son evidentes.

La experiencia tiene fecha de caducidad y pasado ese límite es contraproducente.

La experiencia suele ser el argumento básico para mantener a muchos managers en sus posiciones frente a la inexperiencia de los relevos generacionales. El argumento es correcto porque la experiencia es imprescindible pero la cosa falla a la hora de confundir los años de servicio con la experiencia real.

Los mánagers obsoletos y los comités pasados de rosca no consiguen resultados y destrozan a las organizaciones.

Las crisis son menos profundas cuando los comités la afrontan en plena forma, pero por otro lado, las crisis se llevan por delante las cuentas de resultados que gestionan los malos comités. Un comité inexperto no es recomendable pero pecará actuando y sus resultados serán mejores que los de un comité pasado que pecará por omisión. Se deben hacer cambios planificados para tener a todos los miembros en su mejor momento profesional y normalmente siempre surgirá un comité con un mix de ambos perfiles.

Es muy duro asumir que hay que dejar una posición, pero es mejor diseñar los últimos pasos que verse atropellados por ellos.

Da vértigo enfrentarse a un futuro sin nómina mensual y es humano aferrarse a esas situaciones. Pero un manager que no sea contaminado por Peter y pueda participar en el diseño de su fin de carrera, manejará mejor esa inevitable situación.

Para tener una esquema general de los siete post y poder posicionar cada uno.

Mas contenidos de / Antonio Alemán

¿Por qué no soy aun del Barça?

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Varios amigos me han hecho esta pregunta esta semana después del nombramiento de Tito Vilanova como sustituto de Guardiola, por su significado como política de promoción interna. Quizás no soy del Barça porque a los 3 años de

Management: Trata a tus proveedores como si fueran clientes

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Josechu me pasa este tema para que escriba: “Trata a tus Proveedores (potenciales y actuales) como si fueran tus Clientes” para obligar a una reflexión sobre las excusas que te ponen  en general las empresas para no atender o

Tambien te puede interesar

Share This