elmalabar en pocas palabras (7/7): Que no te pillen en ningún renuncio

La coherencia es una característica de poco lustre que nunca te va a hacer brillar ni te va a significar por poseerla. Sin embargo cuando está ausente, crea auténticos estragos en cualquier equipo. La coherencia representa la parte dura de “elmalabar”.

La coherencia es digital, no se puede ser coherente en grado aceptable.

Y esta característica es la que la hace dura de practicar. En estado puro no admite ninguna actuación que vaya contra lo dictado y esta actitud es muy difícil, aunque no imposible y desde luego tremendamente recomendable.

La incoherencia crea incertidumbre, no caer en la muletilla “una cosa es la teoría y otra la práctica” como comodín para saltarse las premisas por las circunstancias que concurran.

La práctica es la teoría en acción y nadie debe escudarse en circunstancias puntuales para actuar en contra de lo que él ha definido. Este comportamiento daña fuertemente la credibilidad del manager y además se convierte en un recurso que se utiliza de forma recurrente cada vez que quiere esquivar una situación conflictiva.

Ejemplaridad.

El manager es esclavo de su boca y aquello que predica lo tiene que cumplir incuestionablemente. Las normas no son para otros, ni el manager está por encima del bien y del mal, por tanto lo que ha dictado para el común de los mortales también le aplica a él, sobre todo a él.

No al Networking perverso: No crear un grupo de acólitos a los que garantizar “el dorado” a cambio de una fidelidad irracional.

Un manager será siempre un punto de referencia en una organización y desde ahí acabará teniendo colaboradores y otros empleados que le seguirán. Esto es excelente cuando el manager es bueno, pero se convierte en un grave problema para la compañía cuando esta afinidad se trasforma en lo que yo llamo “networking perverso” y que se plasma en favoritismo por parte del manager como contrapartida a la pleitesía de los colaboradores.

Esta anomalía se convierte en multidimensional cuando cabecillas de varias networks sindican sus favores y se intercambian acólitos.

Vivir la singularidad incómoda de seguir un estilo como elmalabar en un entorno donde dominan unas prácticas erróneas, pero bien establecidas.

La coherencia es la base de un management inteligente que busca tanto la exigencia en los resultados como la consistencia y buen hacer en las formas, lo cual va a generar para el manager una singularidad. Será una singularidad porque esa forma de actuar chocará frente a otras más paternalistas y permisivas que están mucho más extendidas en todas las organizaciones.

Se producirá la situación en la que un colaborador le hará ver al manager que trabajando para otros managers viviría mejor. El manager debe aguantar esa presión y facilitar el camino a quienes no se sientan cómodos en su entorno.

Poner siempre los intereses de las empresas frente a las propias.

Mi entendimiento de coherencia también incluye el correcto posicionamiento del interés personal y los intereses de la compañía. Parecería ingenuo poner por delante los intereses de la empresa pero es lo correcto porque difícilmente se va a progresar individualmente si la compañía no progresa.

En este enlace te descargaras un fichero con un cuadro resumen de los siete posts: elmalabar en pocas palabras

Para tener una esquema general de los siete post y poder posicionar cada uno.

Mas contenidos de / Antonio Alemán

La generación tapón

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Escuché por radio una entrevista con Josep Sala Cullell en la que hablaba de la generación tapón; he buscado el artículo y me ha parecido muy interesante, quizás porque ese efecto tapón siempre lo he considerado la causa fundamental

Serendipity

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas |
Y Serendipia en castellano, es un término que además de resultarme interesante,  suena bien y representa la posibilidad de hacer descubrimientos deseables por accidente, lo cual se corresponde con la castiza chiripa. Nunca había

Tambien te puede interesar

Share This