Iker el arquero o los valores en las organizaciones

El pasado domingo, al mediodía, las noticias emitían la desangelada rueda de prensa de Iker, y por la noche mientras hacia deporte escuché en la cadena Ser una historia sobre el antiguo Egipto:

“El equipo dirigido por el arqueólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) José Manuel Galán ha descubierto en Egipto la tumba intacta de un arquero de alto rango, de 4.000 años de antigüedad. La caja de madera contiene el nombre del difunto, Iqer, que significa ‘el excelente’, en escritura jeroglífica.”

Pues ya esta todo dicho, el significado en escritura jerogrifica de Iqer y la acepción argentina de arquero para definir a uno de los mejores porteros de todos los tiempos. Mi reconocimiento a Iker por su exitosa carrera profesional y mi agradecimiento por todo lo que le ha dado al Real Madrid.

No quiero dejar en paso, sin embargo, esta excelente oportunidad para incidir sobre la problemática individual ante una situación de desvinculación de una compañía y también hacer sangre sobre la falta de valores en las organizaciones.

 Florentino es una lacra para el Real Madrid, un dechado de malas practicas, empresario de éxito en el contexto de los negocios turbios y apalancados por la falta de ética, exponente genuino de la casta que todavía dirige muchas empresas en este país. Como casi todos los que se asoman a un club, ha utilizado la presidencia en su propio beneficio y nunca ha tenido ningún interés en desarrollar un proyecto deportivo.

Ni entiende de futbol ni creo que le guste. Está obsesionado con los fichajes millonarios y con su capacidad para hacerlos rentables- camisetas, derechos-, y ahí se acaba toda la ciencia. Cambia a los entrenadores cuando empieza a recibir criticas y vuelta a empezar con el siguiente, que trae sus sistemas, su gente y sus peculiaridades.

 Muy famosa, a la par que desafortunada, su frase de “ Los Zidanes y los Pavones”. Los Zidanes para que corra el dinero en grandes cantidades y el tenga la oportunidad de meterse en su bolsillo importantes cantidades ; y los Pavones porque eso de la cantera queda bien.

Pero mientras este indocumentado decía esa sandez, su eterno rival presentaba a tres candidatos al Balón de Oro salidos de la Masía- Messi, Xavi e Iniesta-.

Esa es la idea Florentino, que las estrellas salgan de la cantera pero entonces el chollo personal de los fichajes se iría al carajo, por lo que cuando por casualidad la cantera produce una estrella-Iker ha sido reconocido cinco veces como el mejor portero del mundo- le declaras la guerra y aprovechas la estancia en el banquillo del special one para cargártele.

Diego Lopez tiene calidad para ser el portero titular del Real Madrid y no quiso, en su dia, ser suplente de Iker. De igual forma Iker no podía ser el suplente de Diego, pero se quedó.

Iker debio marcharse cuando Mou le puso contra las cuerdas, pero en estas situaciones a todo el mundo le cuesta mucho trabajo tomar la decisión de romper; además en este caso pienso que Iker ni en sus peores pesadillas podría haber imaginado lo que se le venia encima.

Las situaciones de desvinculación son muy frecuentes y lógicas en las empresas y normalmente ni la empresa ni el empleado tienden a comportarse correctamente en la resolución del problema. Parece que la empresa suele tener la sartén por el mango, que maneja la situación y que tiene la fuerza negociadora.

Por el contrario el empleado actúa de una forma timorata ante el miedo a la perdida del puesto de trabajo. Esto suele llevar a alargar la situación y con ello su consiguiente empeoramiento, ya no solo de la faceta profesional sino que además se van deteriorando las relaciones personales, y con ello la salida es cada vez mas complicada.

El fin de un contrato laboral es inevitable, y con esa premisa, es bueno que siempre que se pueda, se intente diseñar la salida o al menos tratar de incidir en ella positivamente para que finalmente no te veas arrastrado.

He trabajado en Hewlett-Packard y allí existía una fuerte cultura de respeto y desarrollo de los profesionales, y en general en todas las multinacionales en las que he estado siempre existía algo tangible asociable a unos valores.

Cualquier organización debe tenerlos y sobre todo practicarlos. Cuando no se tienen no existen referencias y ante cualquier situación cada uno aplicará su propia receta en función de su personalidad y sus valores personales- o su falta de ellos-. El Real Madrid, ni tiene proyecto, ni tiene valores y así nos va.

Florentino no es uno mas en una larga lista de presidente “trincones” porque ha destacado en esa faceta. Se ha portado indignamente con Iker. Puedo no llegar a discutir el fondo de la cuestion porque quien tiene responsabilidades debe tomar decisiones- y para gustos los colores-, pero desde luego denigro de la forma en que su salida se ha producido, y llueve sobre mojado.

Iker, mucha suerte en el Oporto y deseo que te reivindiques frente a estos años horribles. Pero ojo, que la sombra de Mou es alargada- y sobre todo en Oporto- y este individuo, que es mala gente, además es un obseso.

Mas contenidos de / Antonio Alemán

Desde el minuto 1

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Ya estoy de vuelta a la actividad y con muchas ganas de seguir escribiendo, gracias por el seguimiento hasta ahora, que espero que continúe porque os siga pareciendo interesante. Después de los resúmenes de Agosto empiezo con temas

Ventas: Si el problema son los resultados la solución no es dar cursos a los vendedores

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Son muchas las compañías que ante un problema de resultados de ventas deciden preparar unos cursos para los vendedores, en la creencia de que esa acción dará la vuelta a la situación. Craso error porque una falta de resultados

Tambien te puede interesar

Share This