La Impostura

No puedo dejar en paso la actuación de la alcaldesa de Madrid en Buenos Aires durante la designación de la sede olímpica para 2020. Fue una auténtica exhibición de las consecuencias que la impostura produce y con ello espero disuadir a quienes se hubiesen planteado ir por esa senda.

Lo hilvano con mi disconformidad con la extendida teoría de considerar el liderazgo como elemento fundamental del management y con la práctica, aun más perversa, de “enseñar” a ser líder.

Es imposible convertir en líder a alguien que genéticamente no está diseñado para ese menester, y a las pruebas me remito: ni con Rajoy, ni con Zapatero, ni con Bush, por poner algunos ejemplos, se ha conseguido esa trasformación aunque sus formaciones han sido capaces de llevarlos a la Presidencia de sus respectivos Gobiernos.

Pero como la capacidad de liderazgo suena muy bien se ha convertido en un excelente gancho para atraer a managers incautos, que como las personas con sobrepeso creen en las dietas milagro. Así el liderazgo sigue siendo el beneficio y el reclamo para cursos, seminarios, conferencias y todo tipo de eventos divulgativos.

¿Y qué se les da a los asistentes para hacer honor a la proposición de valor del liderazgo? Pues sencillamente se enseña a los participantes el comportamiento de los líderes para que lo aprendan y luego actúen de esa manera. Puro cartón piedra porque lo importante de un líder no son sus habilidades comunicativas sino su capacidad de diseñar un proyecto, tener una idea innovadora y producir auténticos “breakthroughs”. Para el resto debe simplemente crear un equipo de excelentes gestores que ya no necesitarían el liderazgo y a los que les bastaría con la capacidad de influencia.

Echad un vistazo al video de Buenos Aires y veréis la sobreactuación de una persona con un cerebro ausente, sin dotes naturales de comunicación y sin saber una palabra de inglés. El espectáculo fue grotesco y realmente bochornoso. Supongo que algunos de sus múltiples colaboradores o alguna estrella especialmente contratada para la ocasión, le montó el discurso, me imagino que escrito según se pronuncia, y luego construyó una puesta en escena basada en los efectos de comunicación que un buen comunicador utiliza.

Pues cuando alguien recibe entrenamiento para ser líder al final éste va a actuar como la alcaldesa y sin ningún sustrato sólido en el que apoyarse, ni ningún proyecto sólido que comunicar, simplemente repetirá los comportamientos que le han recomendado.

Además, ahora que ya es un líder no es momento para ocuparse en nimiedades tales como la gestión y se convierte en un “full time leader” renunciando a poder ser en algún momento un buen manager.

Ah, de los dos vídeos que os adjunto me dicen que uno es un montaje y el otro es verdadero. Espero que tengáis más suerte que yo para identificar cual es cual.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=b6hMZxDrI4c&w=560&h=315]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=hhJt3Tzjy8I&w=420&h=315]

Mas contenidos de / Antonio Alemán

¿Sabemos construir planes desde la crisis?

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Nueva sugerencia apoyada en un artículo en el que mi fuente de inspiración, Antonio, resalta la singularidad del enfoque por parte de la dirección del Museo del Prado en la preparación del nuevo presupuesto, aunque finalmente se

¿La oferta de la competencia o la incompetencia del ofertante?

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Una de las razones que se aducían como causa de haber perdido una operación, en el report de actividad de los vendedores de una de las compañías en las que trabajé, era "la oferta de la competencia". No sé si todavía existirá

Tambien te puede interesar

Share This