La Jubilación

La jubilación es un tema actual que junto a su compañero de baile, las pensiones, ocupan y preocupan a todos, no siendo un debate sencillo al existir diferentes ángulos que se convierten en auténticas aristas.

Los políticos piensan que la edad de jubilación no se debe retrasar pero cuando son ellos los que gobiernan entonces piensan que lo contrario. La sociedad quiere mantener la jubilación como derecho adquirido pero cuando esa sociedad se individualiza, cada uno cuenta la feria según le va.

Hay quien no quiere renunciar a su fuente actual de ingresos, bien porque su futuro es negro basado en la pensión o bien porque siendo su futuro más o menos claro desde el punto de vista económico, una cierta avaricia les mueve a preferir seguir en activo.

Para algunas personas el trabajo lo es todo y no se imaginan el resto de su vida sin trabajar, intentando perpetuarse en su posición y temiendo tanto al día después, como a todos los siguientes. Por último hay también unos pocos que manejan la jubilación como una oportunidad de disfrutar de un merecido descanso, para aprovechar al máximo lo que les queda por vivir, sobre todo la parte más cercana en el tiempo, con una calidad de vida más que aceptable.

Este ultimo colectivo requiere una cierta generosidad para renunciar a una fuente de ingresos a cambio de unas pensiones flotantes y con su puntito de volatilidad,  asumiendo además, con un cierto vértigo, que los ahorros de por vida le ayudarán a completar sus necesidades económicas.

No me voy a meter en el debate social porque doctores tiene la iglesia, además, el debate en realidad no existe, ya que las decisiones a tomar poco tienen que ver con el futuro de la jubilación y las pensiones y mucho tienen que ver con aligerar la carga de las pensiones en el dinero público. Eso significa retrasar la edad y bajar las pensiones, y si no al tiempo.

Me interesa más la actitud individual ante el hito de la jubilación y tomo como base la viñeta que ilustra una situación tremendamente simpática, si obviamos que si la economia evoluciona como parece, esa viñeta volverá a aparecer, pero ya no en las páginas de humor, sino como una fotografía en economía o sociedad.

jubilacionAquellos que deciden jubilarse cuando le corresponde o incluso antes, con su decisión, van a dejar espacio para que otros tomen esas posiciones y para que se vaya produciendo, de una forma natural, el tan necesario rejuvenecimiento de las empresas.

Sin embargo hace unas semanas la Comunidad de Madrid obligaba a jubilarse a unos médicos, en edad de jubilación, produciendo con su decisión una airada protesta de alguno de ellos. Parece que la protesta podría estar justificada si se considera la forma en que se había comunicado la decisión, una forma muy administrativa y pulcra, pero exenta del mínimo agradecimiento a una carrera profesional.

En el fondo esta decisión fue correcta, y analizando algunos de los casos que tuvieron más visibilidad, me atrevería a tildar la decisión de mucho más que correcta. Un médico, creo que Jefe de Servicio del 1º de Octubre, argumentaba que su salida iba a empeorar las listas de espera, afirmación bastante cuestionable aunque me imagino que se referiría a que no le iban a sustituir porque no me cabe en la cabeza que se refiriese a que al ser el Jefe de Servicio, sin él aquello seria un caos.

Este médico además mostraba también su malestar manifestando que él había creado el servicio y llevaba dirigiéndolo más de cuarenta años. No sé si con eso quería significar que él era el que más sabía y que su pérdida sería irreparable. Mi visión es completamente diferente y refuerza la idea de la necesidad de jubilación, ya que en mi esquema no encaja alguien en una posición durante cuarenta años, y cuanto mejor sea ese profesional, más me cuesta entenderlo.

En cuarenta años y con un Jefe de Servicio excepcional habría dado tiempo para que dos, tres o cuatro médicos le hubiesen superado a él y hubiesen sido más adecuados para seguir la labor que él había iniciado, de modo que el sénior hubiese buscado otros retos o simplemente hubiese dejado paso dedicándose a la docencia o al asesoramiento de los nuevos valores.

Independientemente de los aspectos técnicos de la jubilación, ésta se debe afrontar como la última fase en activo, siempre dentro de las posibilidades económicas, pero con generosidad.

Mas contenidos de / Antonio Alemán

Management: Toni, Rafa Nadal y la exigencia

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Toni Nadal no habría hecho de mí el número 1 de la ATP, pero igual de cierto es que no cualquier entrenador lo hubiese hecho de Rafa Nadal. En su carta de despedida Toni descubre para los managers “distraídos” un secreto- a

La quinta P es una M

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas |
En el marketing se hicieron famosas, ya hace tiempo, las 4 “P” que indicaban los ejes de actuación: Product, Price, Place y Promotion. Aprovecho la definición para relativizar esas prioridades frente a la que sería, desde mi

Tambien te puede interesar

Share This