Management: CR7 y las malditas estadísticas

Iba a dejar en paso la provocación de Cristiano Ronaldo- ” Si mis compañeros estuviesen a mi nivel, quizás iríamos los primeros”- pero he recibido algún whatsapp de algún amigo que me ha incitado a escribir. Cristiano es un deportista de elite sin formación y malcriado por una cohorte de aduladores que le consienten todo- sus entrenadores y Florentino-, que le posicionan injustamente como candidato al balón de oro- su representante y su sponsor- y que cuidan de su imagen- la mayoría de los periodistas y comentaristas de futbol-.

Hay muchos empleados en la mayoría de las empresas que sin ser tan protagonistas sí que son mimados y consentidos por sus managers mediocres que los consideran imprescindibles, y por tanto merecedores de un trato diferencial, cuando en realidad- si rascas- esos individuos son negativos cuando no nefastos para sus empresas. Esa actitud convierte a esos individuos en personas muy despistadas y sobre todo estúpidas, porque el despiste y la estupidez son la única justificación a las declaraciones de Cristiano.

Ya se veía venir en la facultad que la Estadística era una materia poco exacta dentro de una carrera que presumía precisamente de ello. Ya se veía que era un arma arrojadiza, intrínsecamente peligrosa pero mucho más en mano de insensatos y desalmados.

Luego las estadísticas dejaron paso a los scorecard, kpis y otros aforismos que con base estadística se utilizan profusamente como herramientas de management. Sin embargo la actitud de los managers ante ellas suele ser ventajista, y normalmente realizan interpretaciones sesgadas sobre las que montan historias de éxito de su gestión.

Hay managers que van mas allá y que bien dotados intelectualmente y, sobre todo, muy pagados de sí mismos son expertos en mejorar los números sin mejorar el negocio o la actividad empresarial. Vaya, masajean los números pero sin tomar ninguna decisión que corrija el problema, por lo que simplemente mejora el numero en sí- creedme, es posible, lo he vivido- y salen bien en la foto.

Volvamos a Cristiano y partamos de una hipótesis que precisamente es contraria a su manifestación, pero que las estadísticas me van a ayudar a demostrar: ” Si Cristiano no jugase en el Real Madrid quizás irían los primeros”.

Cristiano lleva 22 goles en la liga pero no ha marcado ni en Gijón, ni contra el Málaga, ni contra el Atleti en los dos partidos, ni contra el Betis. Cinco partidos en los que por no marcar un gol más se quedaron muchos puntos y en los que un solo gol de Cristiano- alguno de los que marco al Rayo o al Español- hubiese significado mucho. Esos son los números Cristiano y por tanto detrás de los 22 goles no hay nada para el equipo aunque si a título individual. ¿A esto es a lo que Cristiano llama nivel?

Hoy escuchaba en La Sexta que Messi iba a quitar a Cristiano el título de especialista en lanzamientos de falta. ¿De verdad es Cristiano especialista en lanzamientos? Las malditas estadísticas- esas de las que Cristiano saca pecho- dicen que ha tirado 62 faltas seguidas sin marcar. Eso sí, las sigue tirando todas y agrandando su record negativo. ¿A esto es a lo que Cristiano llama nivel?

A continuación incluyo una tabla de goles marcados en la liga 2015/16 y de disparos realizados- datos oficiales liga bbva-:

Luis Suarez                          25                           94

Cristiano Ronaldo                22                           159

Benzema                             19                           70

Neymar                                18                           90

Messi                                    16                           99

¿A esto es a lo que Cristiano llama nivel?

Esto es lo que las estadísticas dicen sobre Cristiano: ” Rey de los goles inútiles, jugador que hace lo que le da la gana y juega donde quiere siendo negativo para el equipo y además menos efectivo que los mejores delanteros”.

El Real Madrid podría ser el primero si Cristiano no jugase en el equipo y preferiblemente si jugase en el Barça y allí le dejasen actuar de la misma forma.

Mas contenidos de / Antonio Alemán

¿Palmatada (patada / palmada)?: Lo mejor, criterios bien comunicados

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Una película. Una de submarinos, americanada. Escena, el Segundo Comandante hablando con el Comandante. Contexto, amenaza de guerra nuclear, llevan sumergidos más de 20 días. Antecedente previo: pelea en la cantina del submarino

Fuga de talentos

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Los movimientos de profesionales entre competidores es algo bastante normal, porque el conocimiento de una determinada industria o segmento de mercado condiciona la carrera profesional, adscribiendo a ese profesional a ese sector.

Tambien te puede interesar

Share This