Tenemos jefe nuevo

Me sugieren que escriba sobre las situaciones de equipos heredados por un manager que sustituye al anterior y cuando la sustitución se ha producido, no por un relevo ordenado sino porque alguien ha pensado que esa es la manera de solucionar una situación complicada o dar la vuelta a una tendencia peligrosa.

Desde mi punto de vista todo aquello que suceda a partir de una situación de este tipo le está bien empleado a quien la haya tomado por ir a buscar al mercado con alto riesgo de equivocarse y haber abandonado la promoción interna como alternativa más eficiente.Aunque haya sufridores pasivos en la figura del nuevo manager y en algunos casos de los componentes del equipo.

Todas las sustituciones de managers de cualquier nivel deberían estar planificadas y los nominados deberían salir del mismo equipo o como mucho de sus proximidades, y nunca venir de fuera. Esta es una práctica que para mí es irrenunciable pero que para la mayoría de los managers es la gran olvidada, y cuando se produce una situación de este tipo se habla con RRHH para que hablen con los head-hunters e identifiquen al “mejor candidato”.

Volviendo al manager que cae en paracaídas en un nuevo equipo se pueden dar diferentes circunstancias en base a la situación en que se encuentra el equipo y en base a las habilidades directivas del recién llegado. En cuanto al equipo en general será un equipo desprestigiado y desangelado porque el cambio en la dirección se ha producido por malos resultados y aunque el culpable y sacrificado es el manager, el equipo también sufre la crítica.

Se debe intentar sacar adelante a cualquier equipo que se herede excepto cuando la herencia es un equipo “pasado”. Yo me he encontrado equipos que se hacen fuertes frente al nuevo manager, que cuando este llega  le ponen sobre aviso de que es el tercero o cuarto que ven pasar y que no se haga ilusiones en cambiar nada porque las cosas en ese equipo son como son y así seguirán siendo. Y como todos estos especímenes que pronostican calamidades siempre acaban teniendo razón  porque los managers sin carácter no son capaces de manejarlos y otros managers no aceptan esa situación y se van.

Sin llegar a ese extremo inmanejable, en general los equipos tienden a resistirse al nuevo manager por solidaridad con el saliente o simplemente por un rechazo natural hacia alguien que viene de fuera, máxime si viene como salvador de la patria y predispuesto a asumir que todo lo anterior es malo, incluyendo el equipo.

Sé que es una generalización hablar del comportamiento del equipo como unico cuando cada componente reaccionará en base a su personalidad e “intentando jugar sus cartas” pero antes de conocer a los componentes esa será la percepción del recién llegado.Y para los componentes del equipo , que sean coherentes , deben aceptar una decisión ya tomada y deben decidir si quieren intentar integrarse en el equipo o buscar una alternativa fuera .

Creo que la actitud más extendida entre los nuevos managers es hacer poco caso a su nuevo equipo aunque las razones que le llevan a ello son varias .Puede ser que no cuente con ellos porque tiene previsto incorporar a su propio equipo .Puede ser que no piense traer a su equipo pero que se realmente se ha creído que es el salvador de la patria y que su tendencia al nanomanagement le haga tomar todas las decisiones y por tanto su equipo lo mantiene “de adorno”  y ahorrándose tomar las decisiones de desvinculación.

Otro pecado seria subirse al carro en marcha y contar con el equipo sin cuestionar su valía, y dejando que las cosas fluyan en vez de tomar las decisiones desde el primer momento apoyándose en los miembros del equipo. Esta sería la actitud correcta porque el desconocimiento temporal no debe ser eximente para no decidir y alguien a quien han puesto en una posición, por ejemplo de director general, ya debería tener criterio suficiente para con apoyo tomar decisiones desde el primer momento.

Si te haces cargo de un nuevo equipo y tu modus operandis es “paquete komansi” (vienes con tu equipo), nada que decirte, la compañía ha cometido un error al contratarte, es imposible que hagas un buen trabajo y cuando te vayas por favor, llévate a tu equipo.

En cualquier otro caso lo lógico sería que renovases a todo tu equipo en un periodo de 3 años porque seguro que el equipo es mejorable, porque algunos de los componentes no querrá cambiar y su actitud es inaceptable, porque la evolución del negocio requerirá otros perfiles y porque la experiencia dice que ante la duda mejor cambiar.

Pero siempre de una forma planificada, con respeto al equipo, sin jugar con ellos (no cuento contigo pero necesito que estés de momento) y desde luego tomando las decisiones, mejor antes que después.

Recomiendo la promoción interna en todos los casos pero si algún manager con ganas de hacer las cosas bien se ve con una “herencia” que no se olvide que el éxito se basa en tener el mejor equipo y lo tiene que conseguir, con pequeños retoques si ha tenido la suerte de heredar una joya o cambiando todo el equipo si la competitividad y las ganas están lejos del modelo a seguir .Siempre actuando correctamente y con respeto hacia sus colaboradores pero actuando con rapidez ante evidencias.

Mas contenidos de / Antonio Alemán

El día a día del mánager

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
Javier me pide que trate sobre el día a día del mánager y que comparta mis prácticas en esta parcela de su actividad: agenda, personal assisstant, governance, gestión del tiempo y herramientas y aplicaciones asociadas con todo

Las malas noticias

Antonio Alemán Archivo: Dirección de Ventas
En los tiempos donde las malas noticias son la regla me sugieren que opine sobre cómo se deben dar y esto es lo que voy a hacer. Voy a contemplar aquellas noticias que afectan a un colectivo, empresa, equipo o grupo de trabajo y no

Tambien te puede interesar

Share This