El cloud computing es el futuro de los servicios

El crecimiento de la red es imparable. Pero Internet no solo lo utilizamos con fines personales. Las empresas de servicios han encontrado un nicho, tanto para prestar como para crear esos servicios. Te preguntarás quién es el responsable. El responsable es el cloud computing (computación en la nube).

La consultora tecnológica Gartner publicó dos informes trimestrales acerca de la evolución de los servicios públicos en la nube. Sus expectativas afirman que el mercado mundial de servicios crecerá alrededor de un 18 % respecto al año pasado. Si en 2016 vimos una facturación de 209 200 millones de dólares, en 2017 se prevé llegar casi a los 250 000.

¿Qué es lo que crece en la nube?

El servicio que verás crecer más es aquel relacionado con la propia nube. El IaaS (Infraestructura como Servicio, por sus siglas en inglés) nos habla del propio almacenamiento de datos e información en la red. Las previsiones de la consultora hablan de un aumento del 36,8 %. Esto, por otro lado, se traduce en una facturación de 34,6 mil millones de dólares.

Pero no será el único patrón de crecimiento del cloud computing. SaaS (Software como Servicio), las aplicaciones que solemos utilizar, se espera que crezca alrededor de un 20% . A pesar de un menor crecimiento, la facturación del SaaS será superior al laaS, que llegará hasta los 46,3 mil millones de dólares.

Las expectativas para 2020

Si las expectativas ya nos parecen halagüeñas para 2017, estas son todavía más positivas para el año 2020. Este será el año de mayor crecimiento, mientras se alcance un periodo estable de crecimiento en los próximos años. La facturación para ese año estará en 383 355 millones de dólares.

Esto ha convergido en la inclusión del cloud computing en las estrategias TI (Tecnologías de la Información). La transformación y la optimización de los costes cloud son un buen augurio para outsourcing de TI (ITO). La externalización de servicios en la nube alcanzará el 50 % en 2020, un buen hecho para aquellos que funcionan como subcontrata.

IaaS y SaaS serán los servicios de la nube que más crecerán en los próximos cuatro años. Además, el informe vaticina que veremos un crecimiento de los anuncios y la publicidad, aunque en menor medida, a pesar de ser el servicio cloud que más factura.

La adopción de los servicios en la nube está estrechamente ligada al crecimiento del PaaS (Plataforma como Servicio). El aumento de la infraestructura en la nube responde a primar a lo remoto en lugar de la configuración local. Este es el caldo de cultivo de la CLaaS (Infraestructura computacional como servicio). La demanda se está dirigiendo a las analíticas, el Internet de las cosas y la inteligencia artificial.