Investor deck: Ronda y destino de la inversión | Aprendizajes con Javier Villaseca

En el investor deck, ronda y destino de la inversión es el apartado donde se explica al inversor cuál es la necesidad de fondos, cómo se van a utilizar estos fondos y que hitos y otros retornos se esperan obtener gracias a la ronda. Es de las pocas slides que se dedican al propio inversor y al dinero que aporta.

Pese a todo lo que se debe explicar, es una de esas slides que más se simplifican en el deck, normalmente mostrando el destino de la inversión con un simple gráfico circular con grandes áreas y un % destinado a cada área.

Esto que a priori parecería acertado, no seré yo quien diga que simplificar es malo, creo que deberíamos acompañarlo con algo más de detalle. Hay puntos sobre la empresa en los que se puede entrar a debatir con el inversor y matizables en conversaciones posteriores… ahora bien, como el inversor no tenga claro y esté de acuerdo en el dónde y, sobre todo, en el cómo se va a dedicar el dinero que va a aportar, vas a perder esa oportunidad.

Así lo explica Javier Villaseca, Fundador y CEO de Sociosinversores: “en este punto no puedes tener tus más o tus menos, o estás de acuerdo o no. Es decir, oye, yo te doy dinero en lo que yo crea que tiene sentido y tú me tienes que demostrar que tiene sentido… y eso me lo demuestras con números, es decir, estos mil euros se van a convertir en 200.000 euros para la compañía. ¡Oye, me has convencido. Estoy de acuerdo!”.

El dinero en una startup es escaso y se esfuma con suma facilidad, por eso la inversión privada le da gran importancia a conocer dónde va ir destinado su dinero, y a obtener garantías de que se vaya a utilizar con cabeza, como decía mi abuela. Cualquier incongruencia o falta de credibilidad en las partidas de necesidad y destino de los fondos, y es muy probable que el proyecto se desestime…

Y por ello, “esta slide es determinante”. Un argumento con el que coincido plenamente.

Aprendizajes sobre el ronda y objetivo de la inversión en el investor deck

De cara a la elaboración de esta sección del deck de inversión, te dejo varias enseñanzas y consejos extraídos de la conversación con Javier.

1. Define y da detalle de las partidas

En palabras de Javier: “una cosa que echo en falta siempre en este punto es que se dé un poquito más de detalle”. Como he mencionado antes, ésta es una slide que se simplifica en exceso. Se simplifica tanto que, en ocasiones, genera más dudas que certezas.

Así lo ejemplifica Villaseca: “estamos muy acostumbrados a decidir el destino de la inversión por grandes áreas: 50% a marketing, 30% por ciento a tecnología y otro 20% en lo que sea. Oye, si está muy bien, pero… ¿en qué consiste ese marketing y en qué consiste esa tecnología?” Esas dos preguntas no suelen ser respondidas en la slide.

Y como dice Javier, el inversor busca ver dos cosas: “por un lado concreción respecto a en qué nos vamos a gastar ese dinero y, por otro lado, qué repercusión va a tener eso para mi inversión”. La simplificación del dinero destinado y su resultado esperado no ayudan a ese fin.

En esa línea, yo incluso diría que merece la pena a hacer más de una slide. Una para los objetivos de inversión y las grandes áreas (equipo, marketing, etc.) y luego otra más detallada explicando el significado de cada partida y desglosando cada presupuesto y los resultados esperados por área.

Ten en cuenta que, en esa primera visión del destino de la inversión, dar un poco más de detalle en relación al destino de la inversión (y al retorno de la misma) puede transmitirle al inversor que estás ahí, que vas a invertir bien su dinero, y seguir llamando la atención de esa de esa forma, que es diametralmente opuesta a la slide “vacía” que solemos ver.

2. Personaliza las slides del deck de inversión en función del inversor al que te diriges

Personalizar el deck en función de quién lo recibe, en sí mismo es una best practice de manual. Y un ejemplo muy claro lo tenemos precisamente en las dos slides más interesantes para el inversor. Como dice Javier, “muchas veces nos encontramos con que nos facilitan decks que son comerciales. A mí no me dicen ni el destino de la inversión, no me dicen qué voy a ganar o qué opciones de salida puedo tener en la empresa porque se les ha olvidado o no lo han tenido en cuenta, o se creen que por mostrar los éxitos de la compañía es suficiente… pero realmente necesito que me muestres los éxitos y los exits también, porque yo invierto con una finalidad”.

Esto no consiste en personalizar ad-hoc cada cuaderno de inversión y cada slide, sino más bien en adaptar aspectos concretos de cierto tipo de secciones al inversor al que quieres presentarle tu deck. “En función de un inversor más o menos avanzado puedes poner más o menos datos determinantes en número (cuantitativo) o no número (cualitativo)”.

Aparte de mostrar información más o menos cualitativa o cuantitativa, puedes personalizar ciertas slides en base a otras características del inversor. En el caso del destino de la inversión, tienes la capacidad de personalizar el detalle. Un ejemplo… imagina que el inversor es experto en marketing, le puedes dar mayor detalle de esa partida, y no tanto de las otras o viceversa.

3. Veracidad de información y de planteamientos

Finalmente, y como nos han contado otros inversores como Gonzalo Tradacete en las proyecciones financieras, la veracidad en la información presentada es vital para el inversor. Intentar convencer al inversor con medias verdades no funciona y es contraproducente para tus intereses. Y es que con el afán de ser muy ambicioso, el tiro te puede salir por la culata. Así lo expresa Javier Villaseca:

“Lo que sí que asusta es cuando dices que con 100.000 euros vas a hacer que la compañía factura 10 millones de euros, que sería la primera empresa que lo consigue o una de las 10 empresas dentro de los 4 millones de compañías que tenemos en España que lo consiguen. Oye, maravilloso que justo seas tú una, pero no me lo creo. Entonces, muchas veces por intentar convencer a los inversores con sus 100.000 euros, vas a hacer que esto sea el nuevo Amazon, que nos gusta mucho compararnos con los grandes, pues al final hace que digas no tiene los pies en la tierra. ¡Huyo de aquí!”.


Lo fundamental que me queda claro tras la conversación con Javier es que este apartado es absolutamente determinante para el inversor. Esto implica que esta slide debe plasmar claramente:

  1. Las necesidades de fondos y destino de los mismos con cierto detalle.
  2. Que existe un retorno claro de esas inversiones.
  3. Y todo desde un prisma de realismo y credibilidad con la información.

Con esta slide, el inversor debe quedarse convencido de que vas a invertir bien el dinero que le estás pidiendo.

Te dejo aquí la conversación:

Estamos creando un nuevo ebook sobre el punto de vista de los inversores sobre el investor deck. En él añadiremos y filtraremos para cada slide las opiniones de los principales inversores del ecosistema, y añadiremos contenido adicional sobre el deck de inversión de alto valor. Te avisaremos con el contenido que vayamos generando para el ebook y las charlas con los inversores.

Mas contenidos de / Iván García Berjano

¿Qué es un resumen ejecutivo? Cómo hacer un resumen ejecutivo que abra puertas

Iván García Berjano Archivo: Apoyo al emprendimiento | Financiación Privada | Inversión Privada | Pitch y presentaciones
Lo primero a la hora de hablar del resumen ejecutivo es explicar qué es un resumen ejecutivo. La respuesta es muy sencilla, se trata de un documento que refleja en unas pocas páginas el Plan de Empresa con el objetivo de explicar

Los Brotes del Emprendimiento Verde

Iván García Berjano Archivo: Financiación e inversión | Financiación Pública
Esta semana voy a repetir tema, pero es que lo verde está de moda. Las iniciativas de emprendimiento verde vinculadas al medio ambiente son probablemente, junto con las tecnológicas (¡y no digamos las sinergias entre ambas!), las

Tambien te puede interesar

Share This